Mas clases del libro de Abdías
El odio construirá tú sepultura
La soberbia del Corazón
Humillados por la mano de Dios
La justicia divina

La soberbia del Corazón

Abdías 1: 3 La soberbia de tu corazón te ha engañado, tú que moras en las hendiduras de las peñas, en tu altísima morada; que dices en tu corazón: ¿Quién me derribará a tierra?

Introducción
El pueblo de Edom había construido su ciudad sobre una montaña que era inaccesible, y debido a ello sus corazones habían sido apoderados por el mal espíritu de la soberbia, se creían inalcanzables. Las bendiciones son hermosas, el error esta cuando dependemos mas de ellas que de Dios. La prosperidad es buena, el error esta cuando depositamos nuestra confianza en ella. El dinero no es malo, lo malo esta en al amor al dinero, Pablo le escribió Timoteo con esta palabras 1 Timoteo 6:10  porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores. Edom sus riquezas le habían creado soberbia. Una persona soberbia es altiva, vanagloriosa, charlatana, inflada, aparenta estar por encima de los demás, todo ello es abominable delante de Dios. Proverbios 6:16-17 Seis cosas aborrece Jehová, Y aun siete abomina su alma: Los ojos altivos, la lengua mentirosa, Las manos derramadoras de sangre inocente,

I.        La soberbia ensucia el corazón

Hablando de nuestro cuerpo físico, el corazón es lo principal de nuestra vida, por eso las Escrituras nos dice que
debemos cuidarlo ya que ahí se puede radicar lo más perverso Jeremías 17:9 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? Lo perverso que puede radicar en nuestro corazón es la “soberbia”, esta puede llegar a convertirse en una barrera que impida aceptar la corrección de Dios. La soberbia ensucia tanto al corazón que impide aceptar un consejo, o una opinión, es como un murro que hace que no reconozcamos la dirección de Dios. La soberbia nos puede llevar a la jactancia, Santiago 4:16 Pero ahora os jactáis en vuestras soberbias. Toda jactancia semejante es mala. Tanto es la suciedad que entra en el corazón por causa de la soberbia que causa que se pierda la paciencia,

II.        La soberbia nos puede llevar a la muerte

Al pueblo de Edom la soberbia le llevo a su propia destrucción, le llevo a la muerte, usted debe cuidarse de la soberbia, esta le puede llevar a la muerte. Pongamos algunos ejemplos de aquellos que fueron dañados por la soberbia, iniciando por Satanás cuando estaba en el cielo como el Querubín protector fue derribado por la soberbia que entro en su corazón (Ezequiel 28: 13-16; Isaías 14: 12-15).  El rey Herodes fue comido por los gusanos cuando aún estaba con vida por la soberbia que había en su vida (Hechos 12: 22 – 24).
Así como ellos hubieron otros que también fueron dañados por la soberbia, unos todavía alcanzaron a pedir misericordia, pero otros no tuvieron la misma oportunidad y descendieron a la condenación eterna.  Usted no forme parte de los que descienden a la condenación eterna, sea inteligente, busque a Dios y pídale perdón y alcanzara misericordia.

Conclusión
La soberbia nos puede limitar a ser usados por Dios, analicemos las palabras que Pablo le dijo a Timoteo “No un
neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo (1 Timoteo 3:6).   Usted puede descubrir si hay soberbia en su vida y lo puede hacer con mucha facilidad: Si usted se siente mejor que otra persona puede ser inicios de soberbia, tenga mucho cuidado. Dios reparte capacidades, en todos de distintas maneras, por lo tanto no hagamos inferior a nadie.

 

Copyright © Salvados para Servir, Neftalí F