Mas bosquejos

Judas se ahorcó

       Mateo 27: 1-5 Venida la mañana, todos los principales sacerdotes y los ancianos del pueblo entraron en consejo contra Jesús, para entregarle a muerte. 2 Y le llevaron atado, y le entregaron a Poncio Pilato, el gobernador. 3 Entonces Judas, el que le había entregado, viendo que era condenado, devolvió arrepentido las treinta piezas de plata a los principales sacerdotes y a los ancianos, 4 diciendo: Yo he pecado entregando sangre inocente. Mas ellos dijeron: ¿Qué nos importa a nosotros? ¡Allá tú! 5 Y arrojando las piezas de plata en el templo, salió, y fue y se ahorcó.

Introducción
Hoy quiero predicar un mensaje que está relacionado con la vida de Judas Iscariote. Alguien se podrá preguntar: ¿Tendrá Judas Iscariote mensaje para mí? Recuerde que la Biblia dice en Lucas 9: 1 en adelante,  que  Jesús mando a los doce discípulos a predicar y les dio poder y autoridad sobre todos los demonios y  sanar enfermos. Entre estos doce estaba Judas Iscariote, y todos los discípulos regresaron contándole al Señor  todo lo que habían hecho.
Hoy tenemos un mensaje basado en la vida de Judas Iscariote, si, precisamente Judas el inolvidable, pero con una actitud inaceptable por su final trágico.  

      Judas se convirtió en el acusador formal de Jesús y al darse cuenta de la gravedad de su acusación quiso retirar los cargos, pero los líderes religiosos no quisieron detener el juicio ya era demasiado tarde para Judas.

Judas se enfrentó a los sacerdotes y exclamó: he pecado. La tarea de los sacerdotes era enseñar acerca de Dios y servir de intercesores, ayudando al pecador con los sacrificios para cubrir los pecados. Pero en Judas no le ayudaron más le condenaron diciéndole: "Eso es problema tuyo".
Estos sacerdotes no sólo habían rechazado al Mesías, sino que también habían rechazado su función como sacerdotes, por lo tanto Judas fue y se ahorcó.
Según Mateo 27: 5 "Judas se ahorco"; pero en Hechos 1: 18  dice que "cayendo de cabeza, se reventó por la mitad, y todas sus entrañas se derramaron”.
Aquí parece haber contradicción, pero no la hay y la razón es la siguiente: Al parecer Mateo relata cómo intentó suicidarse, mientras que en Hechos se registra el resultado. Combinando ambos relatos, parece que Judas intentó ahorcarse, tal vez sobre algún peñasco, pero la cuerda o quizás la rama se rompió, de modo que cayó y se reventó en las rocas que habría abajo, hasta el día de hoy se puede ver ese terreno un despeñadero, abismo muy profundo.

 ¿Por qué se ahorcó Judas?
Podemos señalar al menos tres motivos:
1. Judas no creyó que su traición llevaría a la muerte a Jesús, porque Judas, viendo que era condenado devolvió arrepentido las treinta piezas de plata”.
2. Su arrepentimiento fue solo un cambio de idea, no de vida. El arrepentimiento que salva es de un cambio de vida; pero el arrepentimiento registrado de Judas fue solo un sentir, pesar, remordimiento, cambiar de idea.
3. Creyó que no tenía futuro y que llevaría su traidor toda su vida.

I. No desaprovechemos las oportunidades

     Dios nos da oportunidades, resta de nosotros que las aprovechemos. Veamos, el nombre de "Judas" aparece unas 40 veces en el Nuevo Testamento. Los cuatro evangelios escribieron sobre él, pero su tragedia quedo también registrada en el libros de los Hechos capitulo  uno. Algo muy importante, en todo pecado se corre el riesgo de convertirse en tragedia.       Se dice que USA es la  “tierra de oportunidades”. Precisamente todo aquel que está en Dios, está en una tierra de oportunidades. Dios da muchas oportunidades a cada persona, pero a menudo son pasadas por alto estas oportunidades.  Debemos aprovechar esas gloriosas oportunidades para evitar una vida de vergüenza y fracaso.      Las oportunidades existen para todos, Judas la tuvo, que la no la haya aprovechado es otra cosa. Dios le ha dado a usted una gran oportunidad que usted no la aproveche es otra cosa. ¿Cuáles son las oportunidades que Dios le dio a Judas?

1.   Tuvo un  buen nombre   Proverbios 22: 1 dice:  “más vale el buen nombre que las muchas riquezas”. Debemos preocuparnos por mantener un buen nombre, porque en ello se describe nuestro carácter  y  nuestro verdadero yo. Judas provenía de uno de los hijos de Jacob, que se llamaba Judá.  Una de las doce tribus era la tribu de Judá.  Judas es la versión griega de Judá. Si vemos la historia de las personas que llevaron el nombre de Judas antes de este apóstol veremos sus grandes hazañas. Un hombre llamado Judas Macabeo libero a los hebreos del poder griego en el año 167  a. de C.  El nombre de Jesús proviene también de la tribu de Judá.

     Por lo tanto el nombre de Judas tenía un gran prestigio, significa “alabado sea el Señor”.
Lo triste fue que teniendo un buen nombre no lo aprovecho al contrario lo acabó, termino con él, ese nombre no se le pone a un niño de hoy  y  ni siquiera a un gato negro me he dado cuente se lo pongan.  Leemos en Proverbios 10: 7 “…  el nombre de los impíos se pudrirá”.  Precisamente Judas pudrió a su nombre.
Judas acabo con su nombre,      Tal como Judas muchas personas hacen pedazos sus nombres, los acaban, los convierten en nombres miserables que nadie los quiere usar……
Al ser cristiano tenemos un nombre supremo.  La palabra  “cristiano”  proviene de Cristo, que significa  “el ungido” .  Hemos heredado el nombre de Cristo al convertirnos en sus seguidores.  Su nombre es sobre todo nombre  ( Fil. 2: 9 – 11 ).  El nombre del Hijo de Dios es infinitamente superior al de Buda, Mahoma o cualquier otro.  Podemos usar el nombre de Cristo con orgullo y alegría, por lo tanto no haga pedazos ese maravillo nombre.

2. Judas tuvo un buen hogar.  Judas era originario de Kiriot, a unos 50Kms al sur de Jerusalén, una pequeña población que había sido tomada por los hebreos en tiempos de Josué.  El nombre Iscariote se deriva de Kiriot.  Además su padre se llamaba Simón de acuerdo a Juan 13: 2  “…..Judas Iscariote, hijo de Simón, …..”    Lo más probable que tanto su padre como su madre fueron fieles hebreos que asistieron a la sinagoga.   Un buen hogar es una gran oportunidad para cualquiera.  Pero Judas la desaprovecho y la defraudó al irse ahorcar.
Hay hijos que tienen buenos padre, un buen hogar, pero lo desaprovechan.  Esposos que tienen buenas esposas.  Esposas que tienen buenos esposos.  Pero no los aprovechan

    ¿Por qué la desaprovechó? Hay varias razones por las cuales no las aprovecho.

1.   Por sus   malos actos. Las personas cometen malos actos por dos rezones: Primero: Porque no tienen una relación con Dios. Segundo: Porque no están viviendo en comunión con Dios.       Judas traiciono a Jesús porque nunca había confiado en El.  Siguió a Jesús durante tres años, pero nunca le dio su lealtad.  Hizo una profesión externa de fe, sin haberla hecho internamente….. Hacer malos actos es traicionar a Jesús…. Hoy en día muchos son los que siguen ese camino de malos actos.

2.   Por su avaricia   La avaricia es querer tener cada vez mas.   Cuando una persona no ha colocado a Jesús en el centro de su vida, ese lugar vacio se llena con el amor a las cosas.  Ansiamos lo material, porque vivimos en un mundo material.  Es fácil poner nuestro corazón en  autos,  casas,  empleos,  ropa,  zapatos,  etc. La historia de Juan 12 nos dice de cuando Jesús fue a casa de Marta, María y Lázaro, María derramo un perfume en los pies del Señor Jesús, y  este frasco era muy costoso. Veamos la reacción de Judas.  Judas dijo:  esto es un desperdicio, se hubiese vendido y el dinero dado a los pobres. No es que amara a los pobres Judas, sino que los menciono porque el tenia la bolsa del dinero, de la que había estado robando.  Judas vio una oportunidad para conseguir algo de dinero. Es más vendió al Señor por  30 monedas de plata.  Esto era el precio de un esclavo que hubiese sido muerto por una bestia (Exd. 21: 32).  Por una pequeña suma, Judas entrego a Jesús a sus enemigos.  Fue obra de su avaricia.1Tim. 6: 9, 10  “el amor al dinero es la raíz de todos los males”.    El dinero y las cosas materiales no son malas en sí mismas.  Lo que se condena es el amor al dinero, que impide que Dios sea el centro de la vida. Deuteronomios 27: 25   “Maldito el que acepte un soborno para matar a un inocente!  Y todo el pueblo dirá:    ¡Amén ! “ Eso se cumplió en la vida de Judas quien traiciono al Señor Jesús.  De su corazón fluyo el horrible pecado de la avaricia.

3.  Por su  hipócrita    todo el mundo tiene un poco de hipocresía en la rutina diaria.    Pero los terrible es cuando la hipocresía  no es controlada. Esta lleva  a la ruina. Salmo 41: 9 “Aun mi amigo intimo, en quien yo confiaba y quien comía de mi pan, ha levantado contra mí el talón”.  Judas pretendió que era amigo de Jesús, pero era hipócrita en sus palabras y en sus acciones.  En el Getsemaní con un beso entrego al maestro.    Beso de hipocresía…….

4.   Por rechazar las enseñanza de Jesús    Judas había oído hablar al Señor Jesús muchas veces.  En el sermón del monte Jesús dijo que nadie puede servir a dos señores.  Judas oyó como hablaba del camino ancho y de otro angosto, y que unos van al infierno  y otros al cielo.  Judas escucho, cuando Jesús hablo de los que echan demonios y hacen milagro en el nombre de Jesús, pero que también un día se les dirá:  Apartaos de mí, no os conozco, al fuego eterno. (muchos de ellos vendieron al Señor con sus acciones)

Conclusión
Judas estuvo cerca de las puertas del cielo, pero rechazo lo que podría haberle dado vida y esperanza.  Eligio el camino de la ruina y rechazo la senda de la redención.    

Mas bosquejos

Copyright © Salvados para Servir, Neftalí F