Mas bosquejos

No te quedes abajo

     Mateo 5: 1 Viendo la multitud, subió al monte; y sentándose, vinieron a él sus discípulos.

Introducción
El único producto que sale de su fábrica y es entregado a su dueño sin ser empacado son los aviones. El avión sale de la fabrica volando. Hablando de volar, los aviones suben a una altura donde el aire es menos denso para volar con más seguridad y entre más tiempo pasan en lo alto mas pueden producir a sus dueños, es por eso que pasan más tiempo arriba que abajo, es bonito verles abajo, pero esos aparatos fueron creados para estar más tiempo arriba que abajo.
Nosotros nacimos para crecer, para estirarnos, no nacimos para quedarnos abajo, sino para subir. Nuestra vida cristiana es una vida de subida, aquí no hay bajadas, solamente hay bajadas en aquella personas que amen mas lo de abajo que lo de arriba.
En el diluvio entre mas aguas descendía los incrédulos mas se hundían; en cambio Noé y su familia entre más agua caía su arca más subía.
Precisamente en lo espiritual es similar, entre más problemas se tiene, en lugar de bajar más se sube. Hay un  canto muy antiguo que dice: "Subiendo, subiendo, subiendo y no bajando".
La respuesta está arriba y no abajo, por lo tanto es necesario subir y no quedarse abajo. ¿Por qué necesitamos no quedarnos abajo? Hay razones para subir y no quedarse abajo.

I. Abajo ya esta condenado

    La Biblia dice en Ezequiel 28: 14-16 que el Querubín protector, el Lucero de la mañana, cuando estaba arriba en el monte de Dios solo tenía bendiciones, pero cuando se enorgulleció fue lanzado de arriba abajo, de las bendiciones a la pobreza por lo cual se convirtió en Lucifer, Satanás.

Al ser lanzado de arriba hacia abajo, desde el Monte de Dios hasta abajo en los abismos se convirtió en el más espantoso y miserable de todos los seres y ahora quiere que todos sean como él que se queden abajo donde ya está condenado.
Aquí abajo ya no hay esperanza de tener bendiciones, ya no piense usted en hacer su vida por toda la eternidad aquí abajo en la tierra, ya que la Biblia dice que arriba Dios tiene calles de oro y mar de cristal, per acá abajo solo caos. Yo creo que nosotros no queremos estar abajo, al contrario queremos irnos de abajo hacia arriba.

     La Biblia cuando se refiere abajo lo presenta como retroceso, estar en opresión, oprobio, persecución, etc.
Deuteronomio 28: 13 Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo,...
Aquí Dios nos dice que si somos fieles a El estaremos solo arriba y no abajo, no nos tendrán por cola sino por cabeza. Es por eso que Dios le dice en este día: "No te quedes abajo".  
Quedarse abajo es como permitir que todos nos pasen por encima, la Biblia dice que demos ser mansos y de eso se aprovechan muchos para tomarnos como trapeadores, y ciertamente debemos ser manos pero no mensos.

El salmista David dijo en el Salmo 121:1,2 Alzare mis ojos a los Montes: ¿De dónde Vendrá mi Socorro? Mi socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y la tierra.

Tal parece que a David los enemigos lo estaban acechando por doquier, y sabia que arriba en lo más alto de los montes estaba la respuesta para su necesidad, sabía que la manera de salvarse era subiendo a lo más alto de los montes, él sabía que solo de arriba estaba su respuesta, abajo ya estaba condenado y necesitaba urgentemente subir.
Estar abajo es estar en oprobio, en necesidad, en dolor, en esclavitud, por lo tanto es necesario tomar fuerzas y levantarse de esa miserable condición para subir al monte de Dios. Proverbios 24: 16 Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse; Mas los impíos caerán en el mal.

     Quizás este es el momento en el cual usted necesita urgentemente subir de esa  condición espiritual raquítica a una llena de la presencia de Dios.
Cuando usted aprenda a subir y no quedarse abajo, su vida será transformada, por el poder de Dios porque en lo alto esta Dios.  Colosenses 3: 1-2 Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. 2 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.

      Ya es tiempo de quitar toda esperanza en las cosas de abajo, éstas solo perecen; es necesario buscar las cosas de arriba las que tienen vida eterna y permanecen para siempre.

II. Abajo no hay revelación de Dios

     Abajo no hay revelación de Dios son del diablo, por eso Dios mando a Moisés a que estuviera con él arriba y no abajo.
Éxodos 34:2 Prepárate, pues, para mañana, y sube de mañana al monte de Sinaí, y preséntate ante mí sobre la cumbre del monte.
Dios le  pide a Moisés que no se quede abajo con el pueblo, sino que suba la montaña porque quería hablar con él.
Dios podía haberle dado todas las revelaciones en ese momento que estaba hablando con él, para que más rápido se las diera al pueblo. Pero Dios no lo hizo así, el señor quería que Moisés subiera a la cumbre del monte. Tenía sus razones, Dios quería que Moisés aprendiera a buscar a Dios no abajo si no arriba.

    Hay momentos de nuestras vidas que necesitamos presentarnos delante de Dios arriba y no abajo, El nos puede responder cualquier oración, dar respuesta de cualquier petición que le estemos haciendo, pero lo mas importante que quiere hacer en nosotros es que subamos para que estemos en su en su presencia.
Dios no quiere que solo estés trabajando, él quiere estar con usted, el no quiere dejarle solo, sola. La Biblia dice que después que Dios se presento a Moisés con una mayor presencia arriba y no abajo inclino su cabeza y le adora. Éxodo 34: 8 Entonces Moisés, apresurándose, bajó la cabeza hacia el suelo y adoró.

     ¿Sabes cuanto tiempo estuvo Moisés en la montaña con Dios? (Éxodo 34:28-35) cuarenta días y cuarenta noches, en el verso 30 dice que el rostro de Moisés resplandecía, eso le sucedió no abajo sino arriba, porque arriba esta la mayor manifestación de Dios.

     De acuerdo a Hechos 10: 9 Pedro subió a la azotea para orar y fue ahí cuando Dios le revelo una gran visión. Fue necesario que Pedro subiera, que no se quedara abajo para Dios le mostrara esa gran visión, es que arriba esta la mayor manifestación de Dios.
Es necesario que aprendamos a subir y no quedarnos abajo. Dios quiere bendecirnos, levantarnos, prosperarnos, avivarnos, llenarnos con su presencia, meternos en su fuego, pero para eso Dios quiere que no nos quedemos abajo, sino que subamos.

III. Abajo no se producen los milagros

     En Mateo 5:1 Dice: “Viendo la multitud, subió el monte…” El Señor Jesucristo tenia la costumbre de subir al monte para estar a solas con su Padre para luego bajar del monte y sanar los enfermos.
El pasaje como base para este mensaje dice que Jesús en esa ocasión no bajo de la montaña para sanar a los enfermos, sino que fue necesario que los enfermos subieran a El para ser sanados. El quería que ellos aprendieran la lección, que los milagros no están abajo, eso es el resultado de haber estado arriba. Mateo 6: 6 Mas, cuando ores, entra en tuaposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre queestá en secreto; y tu Padre queve en lo secretoterecompensará en público. El rostro de Moisés resplandecía por haber estado arriba con Dios.
Los milagros dependen de cuando se sube primero, no cuanto se estaba abajo. El monte que subió Jesús no es tan alto pero tan poco tan bajo, había que hacer un esfuerzo. Los enfermos lo hicieron subieron el monte hasta donde estaba Jesús.

   Esto quiere decir que los cojos subieron aunque les costo pero hicieron todo el esfuerzo; los Ciegos subieron también, pudo haber sido difícil para ellos, pero hicieron el sacrificio ya que sabían que la bendición estaba arriba y no abajo.
Este es el tiempo para estar con nuestro Dios, hay que subir a El, porque arriba esta nuestra respuesta.

    Salmo 24:3-4 ¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y quién estará en su lugar santo? 4 el limpio de manos y puro de corazón; el que no ha elevado su alma a cosas vanas, ni jurado con engaño.

Conclusión
No importa cuanto dures en subir o cuanto te cueste, lo que importa es que arriba esta la respuesta. Arriba Dios te levantara, te sanara, te libertara, te ungirá, te santificara, te limpiara, porque Dios esta arriba en las alturas, de arriba vendrá tu respuesta, no de aquí en la tierra. Salmo 121:1-2 Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro? 2 Mi socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y la tierra.

 

Mas bosquejos

Copyright © Salvados para Servir, Neftalí F