Mas bosquejos

Mentes cerradas o abiertas

Hechos 10: 9-23


Introducción
Jesús dijo unas palabras que pueden tocan nuestro corazón y estas están en Mateo 9: 16,17 que dice: “Nadie pone remiendo de paño nuevo en vestido viejo; porque tal remiendo tira del vestido, y se hace peor la rotura. 17 Ni echan vino nuevo en odres viejos; de otra manera los odres se rompen, y el vino se derrama, y los odres se pierden; pero echan el vino nuevo en odres nuevos, y lo uno y lo otro se conservan juntamente. El odre era una bolsa de cuero donde se guardaba el vino, y cuando se hacía viejo no era apto para guardar el vino ya que necesitaba estirarse y al poder hacerlo el vino se desparramaba. El odre viejo perdía las cualidades de estirarse, se volvía duro como una roca prácticamente se cerraba sin dejar espacio para mayor crecimiento. La lección que recibimos es que al oír la voz de Dios no seamos de mente cerrada sino abiertas como las esponjas. Las rocas son cerradas ya no permiten que les entre mas; pero las esponjas poseen espacio para una nueva revelación. Con esto Dios nos está diciendo que tengamos una mente que se estire, porque si no tenemos un entendimiento abierto, cuando el vino de Dios descienda sobre nuestras vidas para fermentarnos, se desparramara y no será aprovechado. En muchas de los ocasiones Dios detiene el derramamiento de su vino hasta que renovemos nuestro odre llegando a las capacidades de estirarnos. Es triste cuando el cristiano se cree que ya lo sabe todo, y por tal razón a sido limitados a disfrutar el poder de Dios. Muchos critican las manifestaciones del poder de Dios, por tal razón pierden la bendición de Dios. Los fariseos eran hombre de mentes cerradas y por eso no reconocieron a Jesucristo como el Hijo de Dios y rechazaron la dadiva de Dios. Pero la Biblia nos habla de otras personas que eran de mentes abiertas aunque no era judías, el ejemplo que tenemos en este día es este centurión llamado Cornelio que era gentil pero de mente abierta a las cosa de Dios. (Hechos 10)


I. Los dos niveles de mentes

En el relato de lo sucedido a Cornelio, un romano que era pagano, pero temeroso de Dios que hacia ofrendas y oraba a Dios. Un día se le apareció un ángel y le dijo: Cornelio Dios ha visto tus ofrendas, y tus oraciones han subido, así que manda mensajeros a traer a Simón (Pedro) que está en Jope. Cornelio pudo haber puesto muchos obstáculos a la voz de Dios, pero fue flexible y obedeció estaba dispuesto a experimentar nuevas cosas de Dios. Eso es tener una mente abierta. Mientras los hombre iban camino a Jope, Pedro subió a la azoteo a orar, y tuvo gran hambre, y mientras le preparaban de comer, tuvo una visión. Vio el cielo abierto, y vio un gran lienzo atado por los cuatro puntas que bajado a la tierra, lleno de animales inmundos, de reptiles y de cuadrúpedos, y aves del cielo. Y oyó una voz que decía: “mata y come”. Para los judíos era prohibido comer cualquier animal inmundo, por eso Pedro dijo: “Señor, no puedo comer eso porque es inmundo” Pero Dios no le hizo caso a Pedro, porque la mente Dios no es como la nuestra. Nuestros pensamientos no son iguales a los pensamientos de Dios. Isaías 55: 8 Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos…, Génesis 6: 5 Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. Salmo 94: 11 Jehová conoce los pensamientos de los hombres, Que son vanidad. Dios le volvió a repetir lo mismo, pero Pedro vuelve a decir lo mismo: Dijo: tengo que obedecer la ley; no como nada de eso porque soy obediente a la ley. Dios no le hizo caso, y por tercera vez le dijo: “levántate Pedro, mata y come”. Pedro a pesar de haber sido enseñado por Jesús, de haber estado muy cerca de él, aun no habría del todo su mente. Dios quería que Pedro siguiera siendo un odre nuevo para Dios, ya que se estaba cerrando, y era necesario que se abriera. Hasta que Pedro visito a Cornelio se le abrió total su mente y se dio cuenta que la gracia de Dios es para todo hombre sin importar raza, pueblo o nación, siempre que haya un corazón que busque el rostro de Dios lo encuentra.


II. La mentes frescas

Hay ocasiones que hay mayor comprensión de la Palabra de Dios en recién convertido que en uno antiguo, ya su mente en una ocasión la tuvieron abierta, pero que con el pasar del tiempo la tienen cerrada. Aunque Cornelio no anduvo con Jesucristo, pero cuando se le apareció el ángel de Jehová, entendió al instante el mensaje ordenado por Dios, porque su mente estaba como esponja a los tratos de Dios. Pero, Pedro el discípulo de Jesús cuando tuvo la visión del lienzo en la azotea, no la entendió del todo. A Cornelio le habla con pocas palabras: “manda a buscar a Pedro”; pero, a Pedro Dios le dio una visión, y luego le hablo tres veces y no la entendió. Hay ocasiones que las personas recién llegadas a la iglesia no tienen problemas para entender lo que Dios quiere hacer a través de él o ella. Si le digo: Dios le va a prosperar y tiene un plan para su vida, se regresa a su casa creyendo; pero hay otros que ya son de la vieja guardia, por más que se le diga no lo creen, les cuesta, la respuesta es sencilla, su mente la tienen cerrada. Dios tuvo que aparecérsele en la azotea a Pedro y mostrarle en visión para que creyera de lo contrario no hubiera creído y no suficiente con eso le mando la información con personas que vinieron hasta la casa donde estaba para que creyera. Hay personas que se parecen al discípulo llamado Tomas que dijo: “Hasta no ver no creer”.¿Sería para mí la visión quizás se preguntaba Pedro? ¿Sera que Dios está enojado por haberme quedado en Jope, en casa de Simón el curtidor? Pedro a pesar de ser una buena persona y un buen líder, aun no tenía la mente abierta a las nuevas cosas que Dios aria con el pueblo gentil.

III. La trayectoria de Pedro

En el capítulo 9 verso 32 35 se registra el momento cuando Pedro va Lidia y ora por Eneas que era paralitico y Dios lo sanó. En los versos 36-43 se registra cuando va a Jope, y ora por Tabita que quiere decir: Dorcas quien había muerto, pero a la oración de Pedro resucitó. Después de eso se fue a hospedar en la casa de Simón que era curtidor, un hombre que trabaja con pieles. Si Pedro era muy obediente a la ley, él debía saber que un judío no podía entrar en la casa de alguien que trabajaba con animales muertos como este curtidor. ¿Por qué entonces Pedro había posado allí? Hechos 9: 43 “Y aconteció que se quedó muchos días en Jope en casa de un cierto Simón, curtidor. Otro incidente muy importante: Cuando llegan los enviados de Cornelio, Pedro los hospeda en casa del curtidor, y esto estaba prohibido, porque un judío no podía convivir con un gentil inmundo. Así que algo estaba sucediendo con la mente de Pedro. Al siguiente día Pedro se fue con las personas que le buscaban a la casa de Cornelio un gentil. Aun judío se le prohibía entrar visitar a un gentil romano. Al Pedro estar predicando en la casa de este gentil se derramo el poder del Espíritu Santo de Dios, y es hasta entonces cuando Pedro entendió del la visión. Dios no hace acepción de personas.

Conlcusión
Si abrimos nuestra mente recibiremos cosas nuevas de parte de Dios. Cornelio era un hombre que no conocía el don de Dios, pero un ángel del cielo le hablo en unas pocas palabras y Cornelio creyó. Pero, Pedro Dios tuvo que moverle el cielo y la tierra, para que abriera su mente, y a pesar de los recientes milagros que habían sucedido en su ministerio que fueron realizados prácticamente entre el pueblo gentil. Pero cuando Pedro abrió su mente fue el portador del vino nuevo para la casa de Cornelio y sus invitados.

Mas bosquejos

Copyright © Salvados para Servir, Neftalí F