Mas bosquejos

Que no se baje el ánimo

     Éxodo 17: 8-15 Entonces vino Amalec y peleó contra Israel en Refidim. 9 Y dijo Moisés a Josué: Escógenos varones, y sal a pelear contra Amalec; mañana yo estaré sobre la cumbre del collado, y la vara de Dios en mi mano. 10 E hizo Josué como le dijo Moisés, peleando contra Amalec; y Moisés y Aarón y Hur subieron a la cumbre del collado. 11 Y sucedía que cuando alzaba Moisés su mano, Israel prevalecía; mas cuando él bajaba su mano, prevalecía Amalec. 12 Y las manos de Moisés se cansaban; por lo que tomaron una piedra, y la pusieron debajo de él, y se sentó sobre ella; y Aarón y Hur sostenían sus manos, el uno de un lado y el otro de otro; así hubo en sus manos firmeza hasta que se puso el sol. 13 Y Josué deshizo a Amalec y a su pueblo a filo de espada. 14 Y Jehová dijo a Moisés: Escribe esto para memoria en un libro, y di a Josué que raeré del todo la memoria de Amalec de debajo del cielo.  15 Y Moisés edificó un altar, y llamó su nombre Jehová-nisi.
INTRODUCCIÓN:
En este relato de éxodo vemos que Israel empieza a pelear contra los amalecitas, esos fueron sus inicios de una pelea interminable, hasta hoy siguen peleando. En esa guerra interminable tiene una gran comparación con el cristiano. El ser humano cuando acepta al Señor Jesucristo como su único  Salvador, en él se inicia una gran guerra, una pelea con el mismo Satanás que busca todos los medios para vencernos. El relato bíblico nos enseña que cuando Moisés levantaba las manos en el monte,  el pueblo prevalecía y cuando las bajaba Amalec prevalecía (Éxodo 17:11) Y la Biblia sigue diciendo: “Pero las manos de Moisés se le cansaban.  Entonces tomaron una piedra y la pusieron debajo de él, y se sentó en ella, y Aarón y Hur le sostenían las manos, uno de un lado y otro del otro.  Así estuvieron sus manos firmes hasta que se puso el sol” (Ex. 17: 12).  En nuestra guerra contra Satanás, es una guerra de un día largo, hasta que se ponga el sol, mientras tanto tenemos que tener las manos levantadas, el sol se pondrá hasta que lleguemos a la presencia de Dios, mientras tanto tenemos un día largo de guerra…   Es sorprendente observar esta guerra… usted a lo mejor dirá: ¿Cómo es posible que con el lecho de levantar las manos se puede ganar una guerra? Esto es espiritual y solo lo logramos entender  con la ayuda del Espíritu Santo de Dios. Moisés en lugar de ir a la guerra y pelear se subió a un monte, pareciera como que si tuviera miedo. Pero es sorprendente la estrategia de Moisés al subir al monte, ya le digo el por qué. Aun hoy esa estrategia aun que vivimos en otros tiempos, y modernos, pero todavía se usa esa estrategia en las guerra actuales. Lo que Moisés hacia al levantar las manos en alto es lo que hace una bandera hoy en día, por eso Moisés edificó un altar, y llamó a Dios con el nombre de “Jehová-nisi”, que quiere decir: Jehová es mi bandera, o estandarte.   Moisés en esa ocasión era un hombre  “bandera”, un hombre “insignia.” Cuando sus manos estaban levantadas  Israel era motivación a pelear con más ahínco y vencía al enemigo; pero cuando sus manos se cansaban y las bajaba, el ánimo del ejército de Israel descendía, y perdía la batalla.  Notemos   que la bandera no podía levantarse por sí sola, tenía que ser levantada por otros.  Las banderas son emblemas como símbolo y representación de un reino,  identifica a un país o reino.  En la actualidad todos los países tienen su bandera y tienen su enseñanza acerca de ella. Cuando vemos ondeando la bandera de nuestro país, sentimos un profundo orgullo en nuestro corazón, pero si vemos ondear por el aire la bandera de otro país, se apodera un temor. En las batallas las banderas tiene dos usos: Si la bandera esta en alto quiere decir que se está avanzando en la pelea, indicando que no estamos derrotados. Si la bandera se baja eso quiere decir que hay bajas y se corre el riego de perder la guerra.       Hace más de dos mil años el cielo envió a su mejor guerrero, al único Hijo de Dios, que fue levantado como bandera en una cruz, que es una señal de victoria. El diablo pensó que lo había derrotado, el infierno no esperaba que se diera el grito “consumado es.” Fue un grito de victoria.
Jesucristo es nuestra bandera de triunfo, cuando le vemos levantado nos dice que estamos ganado la guerra. El Diablo pensó en levantarlo para vergüenza, pero eso lo que surgió es para victoria.

1. El uso de la bandera 

Números 1: 52 Los hijos de Israel acamparán cada uno en su campamento, y cada uno junto a su bandera, por sus ejércitos. En los usos de batalla, se acostumbraba que el más valiente llevara en alto la bandera pues en momento de debilidad si alguien miraba que la bandera estaba en alto,  lo anima a seguir, sabía que aunque cansados seguían avanzando, pero si la bandera bajaba era la señal de no seguir peleando y venia el proceso de retroceso. En el tiempo de los reyes, se acostumbró que los héroes, se encargaran de tener la bandera en alto como señal de avanzada… El enemigo siempre  buscaba a los abanderados para matarlo ya que de esta manera podían ganar la batalla con más facilidad. Llevar una bandera en alto en una guerra conllevaba dos grandes responsabilidad: Era un blanco que el ejército contrario perseguía, por lo tanto tenía que cuidarse. El ánimo del ejército dependía de él. Dios a sus hijos les ha dado una bandera para que la levanten en alto. Salmo 60:4 Has dado a los que te temen “bandera” que alcen por causa de la verdad. Los abanderados son aquellos que dan ánimo al pueblo para que avancen en la verdad de Dios, repudiando las cosas de este mundo que es lleno inmundicia de pecados. Los abanderados son aquellos que animan al pueblo de Dios a seguir avanzando, son aquello que motivan a no desmallar. Son aquellos que saben que les espera la corona de la vida. Son aquellos hombres y mujeres que viven una vida consagrada para Dios como ejemplo a otros que si se puede vivir una vida consagrada a Dios. Los abanderado crean ánimo en los que están a su alrededor. Si usted es así quiere decir que usted es un abanderado, pero también es un blanco que Satanás está buscando para derribarlo y caiga la bandera y con usted los que están a su alrededor. Adán fue el primer abanderado, el  enemigo lo hizo caer y junto con él, toda la creación. Tomar la bandera y levantarla en alto se requiere de valor, pues saben que son carne de cañón. Salmo 11: 12Porque he aquí, los malos tienden el arco, Disponen sus saetas sobre la cuerda, Para asaetear en oculto a los rectos de corazón. Salmo 64:4 Para asaetear a escondidas al íntegro; De repente lo asaetean, y no temen.

2. La bandera crean orden

Cantares 3: 6 ¿Quién es ésta que sube del desierto como columna de humo, Sahumada de mirra y de incienso Y de todo polvo aromático? La mayor arma de la iglesia será la unidad. Dice la Biblia que la iglesia  es terrible cuando esta como ejércitos en orden en sujeción.  La bandera debe estar sujeta a un mástil.  Cuando el enemigo ve que los soldados están sujetos,  los ven terribles y difíciles de vencer pero cuando cada soldado hace lo que quiere, ayuna cuando quiere, se envía cuando quiere y nunca quiere estar integrado al ejército, será fácil presa del enemigo.  El orden atrae bendición. Biblia en Lenguaje SencilloSalmos  20:5  ¡Lanzaremos gritos de alegría cuando Dios te conceda la victoria, y alabando a nuestro Dios haremos ondear las banderas!.  Ondear la bandera es expandir la bandera del evangelio, la verdad,  la justicia de Dios, y los enemigos verán moverse la bandera del evangelio y temerán y saldrán huyendo.  El Señor llama a los creyentes a unirse bajo su bandera, que El levanta frente a todos los ataques del enemigo    Isaías 59:19 Y temerán desde el occidente el nombre de Jehová, y desde el nacimiento del sol su gloria; porque vendrá el enemigo como río, mas el Espíritu de Jehová levantará bandera contra él.

Conclusión
En la actualidad todos los países tienen su bandera y tienen su enseñanza acerca de ella. Cuando vemos ondeando la bandera de nuestro país, sentimos un profundo orgullo en nuestro corazón.
El Señor Jesucristo tiene su bandera, cuando la vemos levantada hay un tremendo orgullo en nuestras vidas. La bandera es usted que ha sido levantado por el poder del Dios Todo Poderoso. 

 

Mas bosquejos

Copyright © Salvados para Servir, Neftalí F