Mas clases del libro de Amos
Las dos caras del dinero
Caminemos juntos
La verdadera búsqueda
Levanta tu tabernáculo

Caminemos juntos

Amós 3: 1-3 Oíd esta palabra que ha hablado Jehová contra vosotros, hijos de Israel, contra toda la familia que hice subir de la tierra de Egipto. Dice así: 2 A vosotros solamente he conocido de todas las familias de la tierra; por tanto, os castigaré por todas vuestras maldades. 3 ¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?


Introducción
El profeta dijo ¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo? Dios estaba enojado con las familias del pueblo de Israel, ya que El los había sacado de Egipto pero en el desierto no estaban contentos con Dios, y por eso les pregunta si pueden estar caminando dos juntos si no están de acuerdo. Es como decirles: No estoy de acuerdo con lo que ustedes están haciendo por lo tanto no puedo caminar junto a ustedes.
Esta es una gran lección par un matrimonio, hermanos, estudiantes y compañeros de trabajo. ¿Sera que se pueden están de acuerdo. Para poder caminar juntos por esta vida se requiere de estar de acuerdo. Alguien dijo que la comida ni a la fuerza es buena. La clave está en hacer las cosas en conjunto, en unidad, caminar con un mismo propósito, con una misma visión, con un mismo deseo.


I.        Hay que caminar juntos para que Dios se haga presente

Caminemos juntos para que Dios se haga presente en medio nuestro. Jesús dijo: si nos ponemos de acuerdo acerca en cualquier cosa, Dios lo haría, se requiere de la unidad. Mateo 18:19-20 Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos. Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.
Hoy es difícil poner de acuerdo a varias personas, ¿Saben porque? Porque cada uno quiere hacer lo que desea, no queremos rendirnos y reconocer que otros tienen mejores ideas que las nuestras. La iglesia necesita estar de acuerdo en todo, porque en la unidad veremos el triunfo, en la unidad el diablo no tiene oportunidad, en la unidad veremos la manifestación del poder de Dios.
a.        Los muros de Jericó se cayeron cuando Josué llevo a Israel a una unidad en la cual se produjo el milagro.
b.        Gedeón venció cuando los trescientos hombres se unieron en una sola conquista.
c.        El descenso del Espíritu Santo en el día de Pentecostés se produjo cuando los discípulos se mantuvieron unidos.

Efesios 4:13 Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.  Efesios 4:3 Solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz.



II.        Hay que caminar juntos para que el mundo conozca a Cristo

La mejor manera para que las personas conozcan a Cristo, es que Cristo se haya formado en nosotros, que en nuestra vida haya unidad con Él, así como Cristo tiene unidad con el Padre, Juan 17:23 Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado. Como familias creyentes en Cristo debemos caminar en unidad, para que los no creyentes nos vean como ejemplo a seguir,
Pablo le dijo algo similar a la iglesia de corintios 1 Corintios 11:1 Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo. Pablo se atrevía a decir eso porque realmente era un creyente ejemplo a seguir. Cuando le escribe a los Efesios abunda un poco más en este tema, Efesios 5:1 Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados.
La Biblia dice en el libro de Isaías que es hermoso ser los canales que llevan las buenas nueva a otros, Isaías 52:7 Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a Sion: ¡Tu Dios reina!


Conclusión:
Concluimos haciéndonos la pregunta de Amós, ¿Andarán dos juntos si no estuvieren de acuerdo? Nunca lo podrán lograr, por lo tanto trabajemos juntos para el Señor, recuerde que somos un cuerpo, el cuerpo de la iglesia de Cristo, por lo tanto mantengamos esa unidad. Hay muchos retos por delante, que únicamente en unidad y con el deseo de ver la obra de Dios prosperar, podremos salir triunfantes. Únase al ejército de Dios que trabaja en unidad aunque ello signifique que usted tenga que ceder a sus planes y pensamientos.

 

Copyright © Salvados para Servir, Neftalí F