COSAS QUE SÓLO DIOS PUEDE HACER
Ester 2:1-17

Introducción:
   Muchas veces Dios hace cosas que para nosotros no tienen sentido. Al principio las vemos y nos rascamos la cabeza, y luego preguntamos ¿Pero, qué está haciendo Dios?
Mi querido amigo, sólo el que tiene fe en Dios puede saber que todo le va ir bien, aunque su vida está a punto de deshacerse. Aunque el cielo parezca oscuro, o el médico diga, no hay remedio para tu enfermedad; si tú has aprendido a confiar en Dios, ningún problema te podrá desvelar porque tu confianza está en Cristo.
El está a tu lado cuando todo está bien y cuando todo va mal. El está a tu lado cuando tus hijos ríen porque están sanos y también está a tu lado cuando la muerte ronda tu casa. ¿Cómo lo sabemos? El salmista lo experimentó en su propia vida cuando dijo:

   Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento (Sal. 23:4).

   ¿Qué quiere decir esto? Quiere decir que Dios está contigo en los momentos más difíciles de tu vida, aunque no le puedas ver.
Aunque Dios parezca distante de tu vida muchas veces; no obstante, es en esos tiempos que la mano de El se mueve más sobre ti.
Tal fue el caso de Ester. Este libro no menciona el nombre de Dios ni siquiera una sola vez. Sin embargo, eso no quiere decir que El no estaba en control de la situación. Y no sólo eso. Dios usó a Ester, una huérfana, para salvar a su pueblo de los planes de un hombre endemoniado como Amán. Aunque todo esto no tiene sentido; no obstante, es una de las cosas que sólo Dios puede hacer.

1. Dios no ve tus limitaciones, ni tu condición para llevar a cabo su propósito en ti         
   Hay personas que creen que no sirven para nada solo porque no tienen lo que otras personas tienen. Eso es un engaño. Dios usó a Ester siendo huérfana y estando en cautiverio. No tenía papá ni mamá pero tenía a un Dios poderoso como padre.
Dios no vio la condición familiar de esta muchacha. Por el contrario, El la elevó para que fuera la reina de una nación. En ese mismo momento, tal vez ni siquiera Ester lo entendía; así como nosotros no entendemos muchas cosas que nos pasan hoy en día.
¿Qué debemos hacer entonces? Dejar que Dios haga con nosotros lo que mejor le parezca, porque El sabe más que nosotros. La Biblia dice:

   ¡Oh  profundidad de las riquezas de la sabiduría de Dios y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos! Porque ¿Quién entendió la mente del Señor? ¿O quién fue su consejero? (Rom. 11:33-34).

   Después de haber estado en el orfanato de Mardoqueo; Ester ahora estaba en el palacio del rey. ¡Qué hermoso! ¿Por qué? Porque Dios sabe lo que hace. El hace hasta a un burro hablar si el quiere. Y lo hizo así con el burro de Balaam.

2. Haz lo que Dios te diga, aunque ahora no lo entiendas.
      Aunque tal vez Ester no entendía todo lo que estaba pasando con su vida; no obstante, se sujetó al propósito de Dios. Estoy seguro que ir a un concurso de belleza para llegar a ser la próxima reina era lo último que estaba en la mente de Ester. Es más, creo que hasta la forzaron a ir. Sin embargo, si era para honrar a Dios y salvar a su pueblo, no quedaba de otra sino sujetarse a la voluntad de Dios.  Ella hizo su parte y Dios hizo lo demás. Esta muchacha era tan sumisa que pronto halló gracia en los ojos del hombre que estaba encargado de ella.

   Y la doncella agradó a sus ojos, y halló gracia delante de él…(Ester 2:9ª).

   Lejos de su país, sin padres, Ester halló gracia; no solamente ante los ojos de los hombres sino también ante Dios. Eso mi hermano, sólo Dios lo puede hacer.

3. ¿Qué tiene que ver todo esto con nosotros?
   Mucho. Nosotros éramos huérfanos. Estábamos perdidos en el pecado. Éramos esclavos del mundo.       ¿Merecíamos el amor de Dios? No.
Entonces ¿Nos salvó Dios porque éramos buenos? Tampoco.
La Biblia dice:

   Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; no hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno (Rom. 3:12).

   Dios nos salvó porque El es un Dios bueno que ama a gente mala como nosotros. Eso mi hermano es algo que no podemos entender. Sólo Dios puede hacerlo.
Ester llegó a ser la reina de Persia porque Dios hizo en su vida algo que muchos todavía no lo pueden entender.
Mi querido amigo, Dios también quiere usar tu vida. Dios quiere salvarte de tu presente condición.
Tal vez no tienes nada. No tienes familia. Estás lejos de tu país y sin dinero. Pero, no estás solo. En medio de todo esto, está Cristo. ¡Qué glorioso!

Conclusión:
   ¿Hay alguna cosa imposible para Dios? NO.

Copyright © Salvados para Servir, Neftalí F