Casa Galeria Videos Bosquejos escritos Clases Contacto Ministerios

OTRAS CLASES: De esclavo a Heredero - Cristo formado en mí - No te canses de hacer el bien - Rompe la esterilidad - No te canses de hacer
el bien

 

Cristo
Formado
En mí

Base bíblica:
Gálatas 4: 19  “Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros”.

Introducción
La formación de un bebe termina a la hora del alumbramiento o nacimiento. Dar a luz a un bebe conlleva sufrimientos, dolor, llanto, etc. Hay dolor en el nacimiento, como también hay dolor en la muerte. El escritor de Eclesiastés dijo: “… Mejor es el día de la muerte que el día del nacimiento”. (Eclesiastés 7: 1).
Si comparamos ambos dolores, es más doloroso el día de nacimiento que el día de la muerte,  aunque no lo creamos de esa manera. Pero la Biblia  así lo declara. La Biblia cuando habla del dolor de la muerte simplemente dice:   “Y durmió y fue sepultado”, esto se dice de todos los reyes. Y para Jesús las personas muertas están dormidas. Pero cuando habla del nacimiento dice que será con dolor. Génesis 3: 16  “A la mujer dijo: Multiplicare en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos…”
Toda madre que ha llevado en su vientre a un hijo, sabe todas las penas que tiene que pasar, y a todo lo que está expuesta, inclusive la muerte…

      En el libro de Génesis 35: 16 – 19  nos habla de una mujer que entrego su vida a la hora del alumbramiento. El dolor del parto llevo a Raquel a la muerte, pero dio a luz a su hijo que su padre le puso por nombre Benjamín. Así como ella hay muchas otras que han muerto a la hora del alumbramiento (nacimiento).      Solo nuestras madres saben cuánto sufrimientos les dimos a ellas durante ese tiempo….
Apocalipsis nos habla de una mujer; una mujer simbólica que pasa por dolores de alumbramiento (Apocalipsis 12: 1, 2).
Romanos nos habla que la tierra está con dolores de alumbramiento hasta el día de hoy (Romanos 8: 22).

     En nuestro pasaje bíblico como base encontramos a Pablo que se presenta como una madre que va a volver a dar a luz, y en este caso los creyentes de Gálatas que se habían apartado de la gracia de Dios, pero eso sucederá hasta que Cristo se forme en las vidas de ellos.

    Pablo aquí estaba diciendo, por causa de estos rebeldes gálatas estoy volviendo a pasar dolores de parto. Ya Pablo les había dado a luz, pero por ellos  al haberse aparatado, Pablo estaba volviendo a sufrir lo mismo dolores que al principio. 

  1. ¿Cómo se forma Cristo en nosotros?

 

     El objetivo central, el fundamento indispensable, el blanco hacia el cual Pablo apuntaba era: “Que Cristo sea formado en sus discípulos”. La formación de Cristo en un cristiano, es llegar a tener Su carácter. Ejemplo: Hay muchos, pero, solo me limitare a decir: “Una completa sujeción a toda la voluntad del Padre” (Juan 8: 28).
Una vez que se llega a una completa sujeción de la voluntad del Padre, es la vida más acertada, es la vida más fructífera, la vida más bendecida, la vida de mayor fruto. Entonces el Padre que está en mi hará las obras por mí.
Aquí encontramos el fundamento de nuestra vida en Cristo, y de este fundamento una vez encarnado, nacen muchas avenidas de bendición en nuestra vida. Por ejemplo: Obramos porque el Padre obra. Y esa obra lleva fruto que permanece. Todas las obras hechas sobre este pilar serán aprobadas por Dios. “Haciendo él en vosotros lo que es agradable a Dios, por Jesucristo...”
Cuando Cristo es formado en nosotros se produce la comunicación preciosa con el Padre por el Espíritu y solo de esta forma, en todo haremos la voluntad de Dios. Esto requiere un ejercicio de “bombardeo” de la palabra de Dios en nuestros corazones.
El diablo dice: “imposible...” Y Dios declara, por su espíritu, usando a Pablo: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece...”

  1. Para que Cristo se formado en nosotros debe haber una entrega completa a él

 

       Si voy a entregarme por completo para que Cristo sea formado en mí, es necesario que acepte el reto de fe como algo realizable. Si Pablo estaba de dolores de parto hasta que Cristo fuera formado en sus discípulos, entonces esto es algo posible y necesario y es la única forma de agradar a Dios. No solo acepto el reto, sino que lo deseo, admito que es posible y que es el centro mismo de la voluntad de Dios. No podemos expresar la voluntad de Dios, mejor que diciendo: “formar a Cristo en cada hombre”. Para este fin Cristo pagó el alto precio de la redención.
Veamos algunas de las formas en que se expresa Pablo:
- “No vivo ya yo mas Cristo vive en mi...”;
- “Todo lo he reputado pérdida por el eminente conocimiento de Cristo Jesús mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo...”; “a fin de conocerle...
- Haciendo él en vosotros lo que es agradable a Dios por medio de Jesucristo.
- Todo lo puedo en Cristo que me fortalece...”

    Cuando alguien se dispone a vivir en Cristo conforme a esa vida, está alineando su voluntad con la del Señor. Y debe creer que es posible. Habrá una gran lucha contra enemigos de todas clases: demonios, materialismo, impureza, mundanalidad, comodidad. (Juan 15: 4, 5). Pero confiemos que seremos victoriosos

  1. Cristo se forma en nosotros cuando decidimos volver nacer.

 

      En Juan capitulo tres se narra la historia de Nicodemo, un principal de los judíos que vino a Jesús de noche….  Jesús le dijo que era necesario nacer de nuevo para entrar en el reino de los cielos.  Nicodemo estaba confuso y dijo:
¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo?    ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?
Nicodemo no había entendido a lo que Jesús se estaba refiriendo. Aquí quiero dar una corta explicación
Hemos nacidos otra vez por la palabra de la verdad  (Santiago 1: 18). Todo aquel que ama a Dios puede nacer de nuevo (1Juan 4: 7). Todo aquel que cree en Cristo puede nacer de nuevo (1Juan 5: 1).
Este Segundo nacimiento tiene sus meses de embarazo. Gálatas 4: 19  “Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros”.

     El final del embarazo, Pablo dice que será: Hasta que Cristo sea formado. Esa expresión es una metáfora,   describe la angustia,  el dolor y el anhelo con los cuales Pablo deseaba la salvación de aquellos gálatas que se habían alejado de Cristo y habían caído de la gracia, Gálatas 5: 4  “De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído.”

 

Conclusión
Hay hijos en el vientre,  solo moviéndose pasan, cada mano que mueven es como un golpe al estoma, cada pie que mueven es como una patada.   Son Buenos boxeadores (pero a pesar de eso la madre ama a su bebe), estos hijos se parecen a los creyentes de hoy en día.   Son Buenos boxeadores.   Creyentes que cuando dan un  golpe dejan mareados a los cristianos que están iniciando en esta carrera.
Al apóstol Pablo lo dejaron en una ocasión semimuerto, pero a pesar de eso, el los seguía amando. Los siervos de Dios sufren por la causa de  Cristo, y sufren más cuando no se forma Cristo en las vidas de las personas.  Se angustian,   hay dolor en su corazón,  y el anhelo es la salvación de las almas…. En desvelos, en llantos, en lamentos, en sufrimientos, exponen sus vidas personales y sus familias. Pero lo hacen con todo su corazón.