Mas clases del evangelio de Juan

El pan de vida
La puerta a la vida
La vid verdadera
La verdadera vida

 

 

 

Lección #1 Base bíblica
Juan 6: 30-35


El pan de vida

Introducción
Todas las cosas fueron creadas por Dios, tanto la vida animal, vegetal y la humana (Génesis 1: 26-31). Ya en el evangelio de Juan dice que en Jesucristo estaba la vida (Juan 1: 4). En la Biblia realmente encontramos un gran respeto por la vida, pero lamentablemente el ser humano se apartó de esa posición. Hoy tenemos el aborto: Terminan la vida antes del tiempo del nacimiento establecido por Dios. Y por el otro lado tenemos la eutanasia: Terminan la vida antes del tiempo de la muerte establecido por Dios.  La vida es un regalo de Dios por lo cual debe ser apreciada y respeta.

  1. El pan terrenal

 

Juan 6: 30 - 33
La vida depende del alimento diario. Nadie es tan fuerte para vivir mucho tiempo sin el alimento, cuando el alimento escasea la vida termina muy pronto, hasta más rápido de lo que podemos imaginar.
Una joven de 15 años deseaba ser modelo en Brasil pero murió de anorexia, esto es, rehusó comer para mantener su cuerpo delgado. Pero Dios a provisto el alimento para que el ser humano tenga vida aquí en la tierra. Dios siempre ha estado interesado en alimentar a su pueblo, veamos dos ejemplos:

  1. Dios le dio al pueblo de Israel el maná en el desierto, hasta los mismos fariseos lo afirmaban (Juan 6: 31).
  2. Dios alimento a Elías utilizando unos cuervos que le llevaron comida al arroyo de Querit (1Reyes 17: 2-7).

      Esto nos enseña que Dios en todo momento a estado interesado en que la tierra produzca alimento para darles vida a sus hijos, si hemos comido hoy es por Su gran amor que tiene para con nosotros.

  1. El pan celestial

 

Juan 6: 35
Nuestro cuerpo se alimenta con el pan terrenal que nuestro mismo Dios no lo provee, pero nuestra alma necesita del pan celestial, y ese pan celestial es nuestro mismo Señor Jesucristo. Él nació en Belén que significa “casa de pan” (Miqueas 5: 2). El pan que se utiliza en la santa cena significa su cuerpo partido (1Corintios 11: 24). El pan terrenal es para la vida terrenal y el pan celestial es para la vida eterna.

      ¿Cómo recibir ese pan celestial?
Jesús dijo: El que a mí viene no le echo fuera. Todos los que acuden a él nunca tendrán hambre. Jesucristo satisface todos nuestros deseos internos; todos los demás recursos fallan en satisfacernos. Las riquezas,  la fama, el éxito todos ellos fallan, solo Jesucristo satisface y da vida llena de salvación.

Conclusión
La sed interna empuja a muchos al alcohol, las drogas o cualquier vicio, los empuja a la codicia y la lujuria, pero el que acude a Jesucristo encontrará la satisfacción para su alma y lo más importante la vida eterna.