Mas clases del libro de Habacuc
La respuesta al clamor
Esperando en el tiempo de Dios
En la escases me gozaré en mi salvación

La respuesta al clamor

Habacuc 1:1-4 La profecía que vio el profeta Habacuc. 2 ¿Hasta cuándo, oh Jehová, clamaré, y no oirás; y daré voces a ti a causa de la violencia, y no salvarás? 3 ¿Por qué me haces ver iniquidad, y haces que vea molestia? Destrucción y violencia están delante de mí, y pleito y contienda se levantan. 4 Por lo cual la ley es debilitada, y el juicio no sale según la verdad; por cuanto el impío asedia al justo, por eso sale torcida la justicia.

Introducción

Hay razones de gran peso para que Habacuc inicie un clamor a Dios en busca de una respuesta. El clamor es hecho para buscar una respuesta. ¿Por qué Habacuc hizo ese clamor? Porque él se lamentaba de las injusticias de que era objeto su pueblo. Su clamor fue con toda la fuerza de su corazón en el cual hasta cuestiona a Dios, por las iniquidades, la violencia, y la explotación del pueblo de Dios a manos de los impíos.


Habacuc 1:2 "¿Hasta cuándo, oh Jehová, clamaré, y no oirás y daré voces a ti a causa de la violencia, y no salvarás?". Tan agobiado se sentía el profeta por la maldad que asediaba a los justos en mano de los impíos, que en su clamor gritaba a Dios, pidiendo misericordia y justicia de parte de Él. Su clamor fue tan fuerte que Dios la escucho y recibió la respuesta. Tal como este profeta usted puede recibir respuesta a su clamor, para ello es necesario hacer lo siguiente.  

I.        Reconozca su  necesidad

Es necesario hacerse un análisis en la vida por la situación en la que usted está pasando, si usted cree que todo está bien y que no necesita nada, Dios no hará nada para usted. Pero si usted se ha sentido como Habacuc, abandonado y necesitado, es tiempo que haga un clamor para que encuentre la respuesta. Dios no manifestará sus obras en bases que se creen inteligentes, talentosos o educados, sino en los necesitados. La Biblia dice en 1 Corintios 1:19 "Pues está escrito: Destruiré la sabiduría de los sabios, y desecharé el entendimiento de los entendidos".  Lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios, esto es en aquellos que reconocen su necesidad, 1Corintios 1: 27, 28   Sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; 28 y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, Aquí el apóstol Pablo nos está enseñando que es a trabes de nuestras necesidades que recibiremos la respuesta de parte de Dios.

II.        El clamor a Dios

Después de reconocer nuestra necesidad es importante pasar a la segunda etapa la cual es: “el clamor.” Analicemos el clamor de Habacuc, es un clamor profundo que tal parece que sale de lo más profundo de su alma.
a.        El clamor es por causa de la violencia.
Habacuc 1: 2, 3 ¿Hasta cuándo, oh Jehová, clamaré, y no oirás; y daré voces a ti a causa de la violencia, y no salvarás?
b.        El clamor es por causa de la Destrucción e iniquidades.
Habacuc 1: 3  ¿Por qué me haces ver iniquidad, y haces que vea molestia? Destrucción y violencia están delante de mí, y pleito y contienda se levantan.
c.        El clamor es por causa de las violaciones a la ley.
Habacuc 1: 4 Por lo cual la ley es debilitada, y el juicio no sale según la verdad; por cuanto el impío asedia al justo, por eso sale torcida la justicia.

Para mi esas palabras son como gritos de angustia, las cuales son validas para esta época, si usted las hace, a Dios no le molesta, tal parece que él espera  que nosotros lo hagamos. Salmos 34:17 "Claman los justos, y Jehová oye, y los libra de todas sus angustias"

Conclusión
Usted acércate a Dios con fe, creyendo, y El escuchará y le responderá. Puede que según nuestro tiempo, la respuesta tarde un poco, pero vendrá. Esa es promesa de Jehová, la cual Habacuc la pudo experimentar. Dios no miente y "aunque tardare, espéralo... porque sin duda vendrá..."

 

Copyright © Salvados para Servir, Neftalí F