Problemas matrimoniales
Oseas 1: 1-9 Palabra de Jehová que vino a Oseas hijo de Beeri, en días de Uzías, Jotam, Acaz y Ezequías, reyes de Judá, y en días de Jeroboam hijo de Joás, rey de Israel. 2 El principio de la palabra de Jehová por medio de Oseas. Dijo Jehová a Oseas: Ve, tómate una mujer fornicaria, e hijos de fornicación; porque la tierra fornica apartándose de Jehová. 3 Fue, pues, y tomó a Gomer hija de Diblaim, la cual concibió y le dio a luz un hijo. 4 Y le dijo Jehová: Ponle por nombre Jezreel; porque de aquí a poco yo castigaré a la casa de Jehú por causa de la sangre de Jezreel, y haré cesar el reino de la casa de Israel. 5 Y en aquel día quebraré yo el arco de
Israel en el valle de Jezreel. 6 Concibió ella otra vez, y dio a luz una hija. Y le dijo Dios: Ponle por nombre Lo-ruhama, porque no me compadeceré más de la casa de Israel, sino que los quitaré del todo. 7 Mas de la casa de Judá tendré misericordia, y los salvaré por Jehová su Dios; y no los salvaré con arco, ni con espada, ni con batalla, ni con caballos ni jinetes. 8 Después de haber destetado a Lo-ruhama, concibió y dio a luz un hijo. 9 Y dijo Dios: Ponle por nombre Lo-ammi, porque vosotros no sois mi pueblo, ni yo seré vuestro Dios.

Introducción
En este libro de Oseas se nos presenta “Problemas matrimoniales”. El mensaje contenido por este profeta es uno de los más extraño que jamás haya existido en Israel, es mas es el único, no hay otro igual.  Pocos cristianos conocen esta historia de este profeta. Hasta el día de hoy sigue intrigando a todo lector de este libro que lo lee por primera vez. La profecía comienza diciendo: Palabra de Jehová vino a Oseas. Esa Palabra no era solamente para el profeta, sino también para todos los que tenemos oídos para oír.   El mensaje que Dios le da a este profeta es claro, pero puede asustar a cualquiera. El mensaje es: “Ve, tómate a una mujer fornicaria (v.2)


I.        El matrimonio de Oseas

A primera vista que observamos el pasaje bíblico era como decirle: “Ve cásate con una mujer prostituta”. Pero una observación más detallada vamos a darnos cuenta que cuando Oseas se caso con Gomer no era una mujer de la baja moral, aquí el mensaje de este profeta es poner a la luz de Israel un acontecimiento que le sucedió en su matrimonio, pero que era un ejemplo de lo que Israel le había hecho a Dios. Gomer cuando se caso con Oseas era pura, ya que en los requerimientos para un Sacerdote que fungía en el Tabernáculo o fuese profeta, no tenía que haber sido contaminado con lo inmundo. Levítico 5: 3 O si tocare inmundicia de hombre, cualquiera inmundicia suya con que fuere inmundo, y no lo echare de ver, si después llegare a saberlo, será culpable.       
2Corintios 6: 14 No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? 2Coritnios 6: 17 Por lo cual, Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, Y no toquéis lo inmundo; y yo os recibiré.

Muchas experiencias que el pueblo de Israel pasó, Dios las usó como símbolos del amor mostrado por nuestro Señor Jesucristo, pues eso es exactamente lo que encontramos en este libro de Oseas. Su esposa era pura, pero a causa del pecado fue llevada quedar como una esclava sexual, pero Dios en su gran amor manda a comprar a esa mujer para que de esta manera traer un mensaje al pueblo de Israel por la forma como había tratado a Dios. Cuando Israel fue formado como nación era pura, limpia, pero por causa de su idolatría se prostituyó, pero aun estando en esa condición, Dios mando a su Hijo para redimirlo. Eso es exactamente lo que nos ha sucedido a nosotros, éramos idolatras, pero Jesucristo nos compro a precio de Sangre en la cruz del calvario, gócese por ello.

II.        Los hijos de Oseas

El primer hijo de Oseas fue Jezreel, su nombre significa “Dios esparce”. Ese nombre era un mensaje para Israel el cual era: Un  juicio les llegaría por haber abandonado a Dios. Cuando se abandona a Dios, se tiene consecuencia y pueden llegar a ser hasta catastróficas. Deuteronomio 28: 15, 16  Pero acontecerá, si no oyeres la voz de Jehová tu Dios, para procurar cumplir todos sus mandamientos y sus estatutos que yo te intimo hoy, que vendrán sobre ti todas estas maldiciones, y te alcanzarán. 16 Maldito serás tú en la ciudad, y maldito en el campo. Al segundo fue una hija, Dios le dijo que le pusiera por nombre “Lo-ruhama” significa: “Desfavorecida”, el profeta a esta altura había sospechas de infidelidad, por lo tanto no estaba dispuesto a apoyarla. Era como que si Israel estaba siendo desamparado por Dios, por tener desconfianza en El. El tercer hijo Dios le dijo que le pusiera por nombre Lo-ammi, aquí era claro que Gomer había sido infiel, había adulterado, por lo tanto Lo-ammi no era hijo de Oseas. Este mensaje era claro para Israel, se había prostituido y por lo tanto ya no era considerado hijo de Dios. Así es toda persona que abandona a Dios, ya no es considerada hijo de El.

Conclusión
Los problemas matrimoniales del profeta Oseas fueron tomados por Dios como ejemplo para el mensaje traído a Israel, de aquello amargo acontecido al profeta Dios le saco provecho. De las cosas negativas que le hayan sucedido en su vida Dios las puede usar para ser de bendición a otros.  


Copyright © Salvados para Servir, Neftalí F